BLOG

¿PROPÓSITOS PARA EL AÑO NUEVO? 2018 PUEDE SER TU AÑO

Llega la Navidad y con ella ese momento en el que todo el mundo gira la cabeza para ver el año que hemos pasado; lo evaluamos y pensamos qué nos gustaría haber cambiado, qué momentos han sido buenos y cuáles no tanto. En ese instante, decidimos mirar hacia el nuevo año que está ahora ante nosotros y al cual nos tenemos que enfrentar. Solemos pensar en cómo queremos que sea este nuevo inicio y comenzamos a hacer toda una lista de propósitos para ponerlos en marcha el 1 de Enero. Algunos tendrán que ver con la salud, otros con las relaciones personales, el trabajo o el dinero; pero en definitiva, son propósitos que implican cambios, metas e ideales que nos gustaría conseguir para mejorar nuestro día a día.

Independientemente de cuales sean nuestros propósitos para el nuevo año, puede que con el paso de los días, de las semanas, de los meses, vayamos perdiendo motivación, teniendo poco tiempo, olvidándonos de ellos, poniendo excusas… ¿Te ha pasado?

Algunos de los motivos por los que no conseguimos nuestros objetivos tienes que ver con que sean poco realistas, nos hayamos marcado muchos a la vez o no tengamos una buena organización planeada para llevarlos a cabo.

¿Te gustaría que este año fuese diferente y poder cumplir esos propósitos con éxito?

Empezaremos definiendo el propósito. Este paso es el más importante: Lo primero de todo, reflexiona sobre cuáles son los objetivos que quieres marcarte, qué te gustaría mejorar, cambiar, a qué estarías dispuesto a dedicar tu tiempo este nuevo año y qué estás dispuesto a hacer para conseguirlo. Ahora define y delimita esos objetivos; ten en cuenta que deben ser realistas, alcanzables y concretos; pero lo más importante es que sepas por qué has elegido esos objetivos y que sean importantes para ti, no para los demás.

¿Los tienes? Pues aquí van algunos consejos para ayudarte a cumplirlos:

  • Motívate: La motivación va a ser tu aliada en todo el proceso, es nuestro motor para empezar, continuar y terminar cualquier actividad.

Trucos para mantenerla:

  • Visualízate cumpliendo esos objetivos, cómo te sentirás cuando hayas acabado.
  • Haz una lista con las cosas buenas que te aportará el cumplir cada uno de tus objetivos.

No obstante, puede haber momentos en los que esa motivación disminuya; es normal. La motivación no es lineal y tampoco se presenta siempre con la misma intensidad, tiene fluctuaciones. No abandones el objetivo, sólo porque algunos días te sientas menos motivado.

  • Plan de acción: para poder alcanzar nuestros objetivos finales, tenemos que dividirlos en metas más manejables, y concretar el tiempo que vamos a dedicar a la semana y dónde lo vamos a realizar.

Trucos para un buen plan de acción:

  • Plan 12/3/1: planea estos 12 meses de forma general, especifica un poco más en los próximos 3 meses y organiza concretamente el próximo mes.
  • Hazte un horario cada semana
  • Autorecompénsate: es muy importante para mantener la motivación, que nos premiemos por los esfuerzos realizados y los pasos dados. No olvides ser consciente de todos los esfuerzos que estás realizando, ya que es una forma de alimentar nuestra autoestima.
  • Tolera la frustración: es probable que durante ese proceso nos tengamos que enfrentar a obstáculos, que nos harán dudar o incluso abandonar nuestros objetivos; pero ten en cuenta que estos obstáculos son parte del camino y que te aportan experiencia y nuevos retos que afrontar.

Pero en definitiva, DISFRUTA DEL PROCESO, si has elegido esos propósitos es porque son buenos para ti; céntrate en los aspectos positivos que obtienes al andar poco a poco, ese camino hacia ellos. Si somos capaces de conseguirlo, será más probable que vayamos cumpliendo las  metas, y sobretodo, que nos haga sentir bien el propio camino hacia cumplir nuestros objetivos.